sábado, 31 de marzo de 2012

LAURA GARCÍA del CASTAÑO (Córdoba,1979)



El miedo habla de noche


Dicen que el miedo habla de noche
que si lo escuchas
le crecen alas, 
y se convierte en el pájaro de la inquietud

Dicen que el pájaro de la inquietud 
canta a los muertos
que si lo alimentas 
pide por ellos
les habla en su idioma

él te ofrece su perdón, su rostro,
un huesito para gastar a escondidas.
Te exige más semillas.
Y vos, 
que no tenés más aliento que la fábula del poema
su dolor, sus contracciones,
que no recobras nada de la vida
tras el sueño,
Salís a buscarle pan, resurrecciones.
algún alpiste.
Con ramitas de tu culpa le sueldas una jaula
para que no se escape.

Crees en él como en un dios
el señor que pastorea en tus entierros
y come de tu insomnio.

Le basta con que de vez en cuando
le converses, 
le hagas escuchar de tus desgracias, 
le subas el volumen por las noches.

Porque el miedo canta de noche,
con el idioma de los muertos
y vos,
lazarillo envuelto en la gloria de su amo,
por algo,
por algo le entiendes.

 

El espejo 
 
Nacer rompe el espejo de la eternidad 

lo fracciona en infinitas fatalidades 

Vivir es la fatalidad 

de no entrar de pie 

en la parte de reflejo que nos toca

y añorar los pedazos faltantes. 


  
Tomar una foto




Es meter un rayo en la boca del instante,
obligarlo a la inmortalidad,
insistir sobre la inexistencia.
Mirar una foto es conservar la fe del engaño,
ser su dios omnisciente y a la vez
Desposeído.



 inéditos

1 comentario:

  1. Me hiciste como un prodigio. (Salmo 138, 14)
    3 febrero 2012
    Queridos lectores:
    Hemos comenzado el año 2012 en el cual todos deseamos y esperamos realizar los pasos cada vez más decisivos en la fe para estar preparados a participar plenamente en todo aquello que el Señor dispondrá en este año. Como Jesús lo había prometido,(1) el Espíritu Santo ha iniciado su enseñanza con el siguiente mensaje.
    Su conversación comienza en un evento fundamental para nosotros: el de nuestra creación. Cuantos de vosotros han leído el libro “Más allá de la gran barrera” ciertamente recordarán el tema tan delicado de la elección en el momento de la concepción,(2) que ahora el Espíritu Santo retoma y profundiza. Se trata de un acontecimiento que puede escapar a nuestra racionalidad, pero que ahonda sus raíces en el misterio más profundo de la vida de Dios. Por eso, podemos mirarlo sólo con los ojos de la fe y con la certeza que el Espíritu Santo nos hará comprender lo que es útil para nosotros, como personas y como pueblo de Dios.
    Stefania Caterina
    leer más http://alanuevacreacion.org/
    vedere.// http://fraternita.bloog.it/

    ResponderEliminar