domingo, 1 de enero de 2012

EDUARDO D'ANNA (ROSARIO,1948)


22 de mayo



Y así llegué al desierto.En el desierto
el odio se ve odio.Es la ventaja
de no tener más sombra que la propia.
Me sentía mejor era indudable
que yo,este Polo,pese a mis deseos
de hundirme en las arenas,caminaba.

La carta ya había sido
convenientemente destruida
para quedar en la imaginación,
más sólida si cabe.
Pero en el desierto.

Y un hombre en el desierto no se distrae.
Un hombre en el desierto
tiene un propósito.




13 de junio



Hoy pasó un niño bajo la lluvia.
Quizás no sea tan banal
la ciudad;quizás me vede
disfrutarla,en esta obsesión
por las estaciones.Desperdicias
tus años Polo.Lo más
probable es que sólo quiera
volver,ya sabes.Volver.
¡A qué tanto justificarse?


27 de junio



El poder sigue impregnando mis afecciones.
Es que no he tenido amor verdadero.
Los palacios son para eso,¿no lo sabías?
Para que no te des cuenta.

Entonces,quisiera saber
por qué logré concebir la idea
de irme,de huir,¿eh?¿qué
respondes?

¿Qué responder a quien vive
preguntándose?¿Qué es
este cuaderno,sino una
pregunta sola y enorme
sobre el papel de arroz,souvenir
de todos aquellos días?


de Diario secreto de Marco Polo,Alción Editora,Córdoba,2011


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada