lunes, 16 de octubre de 2017

FRANCISCO MADARIAGA (CORRIENTES,1927 - 2000)




Las rosas del estero



El ánima del tigre bebe el agua de
        las rosas del estero:
casi no-rosas en el extremo de lo silvestre,
rosas por mis caballos y por mí.



Resplandor



Alguna vez será memoria el padre,
entre cardos,albardones y lagunas.
Ese tropero ya no cantará con los
        ojos perdidos
en un ardiente terror.
Suavemente suyo será un resplandor
de infinitud.




Lluvia en  Las Pirquitas



Va a seguir siendo mía la lluvia cuando yo
        muera,
todo va a seguir siendo mío,
el trueno conservará intacto su sonido casi
       negro,
y el árbol a orillas del corral gozará con ese
      trueno,
mientras el olor a presencia de la tierra en
       la lluvia
será el mismo olor de mi ausencia.
Así le sucede y le sucederá a todo lo que es
pertenencia del planeta.
Entonces, a no gemir, mi lejano palmar,
cuando yo muera,
porque somos un pormenor de presencia de lo
inmortal.   



A Leonardo Martínez






de Un palmar sin orillas según la versión que aparece en Criollo del universo - Contradegüellos II -
Universidad Nacional de Entre Ríos - Eduner - 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario